ÁRBOLES ARTIFICIALES QUE ABSORBEN EL CO2 DE LAS CIUDADES

Hoy os vamos a hablar de un invento muy interesante que hemos encontrado en internet, los árboles artificiales.
Los árboles y otras plantas naturales son los principales encargados de limpiar el CO2 de la atmósfera, absorbiendo y almacenando este gas en sus tejidos. Sin embargo, la creciente urbanización de las ciudades ha reducido considerablemente el número de vegetación y han incrementado el problema de contaminación.
El dispositivo ha sido bautizado como Treepod y son unos extraños árboles artificiales que están alimentados con paneles solares fotovoltaicos y energía cinética. Así que, para empezar, producen energía limpia. Pero eso no es todo. Hemos llegado a un punto en que hay que ofrecer algo más. En este caso, el extra se encuentra en que filtran el aire de la atmósfera y eliminan el dióxido de carbono. En realidad, hacen la misma función que los árboles naturales. De ahí el peligro de este tipo de inventos, de que se piense que se puede sustituir la naturaleza por tecnología humana.
Sea como sea, no se puede negar que los Treepods pueden ser una buena ayuda para combatir el cambio climático, sobre todo en las ciudades. De momento, tienen una tremenda ventaja frente a los árboles naturales: No hay que esperar a que crezcan, se instalan y ya está.
Sus diseñadores son Mario Cáceres y Cristian Canónico, que han presentado el proyecto al concurso SHIFT B
oston Urban Intervencion Contest. Además de los beneficios medioambientales, estos árboles futuristas ofrecen la posibilidad de iluminar las calles con bellas luces de colores.
Para completar los criterios ecológicos están fabricados con materiales reciclados y reciclables, como botellas de plástico. El diseño está claramente inspirado en los árboles conocidos como dragos.

1 comentario:

Amelia Castro Muela dijo...

Hola, chic@s del C.R.A.

Esta es una noticia muy interesante y buena para el medio ambiente.


Los árboles artificiales son muy buenos para la naturaleza pero no en exceso porque también tiene que haber árboles naturales.


En las ciudades es muy conveniente que haya árboles artificiales porque los coches, las calefacciones de algunos edificios, las industrias, contaminan mucho.

Este nuevo invento y descubrimiento puede ser muy provechoso y sano para el medio ambiente.

Un saludo a tod@as, de Amelia.